Sentencia histórica de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos a favor de una asociación suiza de jubiladas por la protección frente al cambio climático

Autor: Suderow Fernandez Abogadas SLP

El 9 de abril de 2024, la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictó sentencia en el caso Verein Klimaseniorinnen Schweiz y otros contra Suiza . El Tribunal consideró que Suiza no estaba haciendo lo suficiente para prevenir el cambio climático y concluyó que se habían violado los artículos 6.1 y 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), sobre el derecho a un juicio justo y el respeto a la vida privada y familiar, respectivamente.

La demanda fue presentada por la asociación suiza sin ánimo de lucro Verein KlimaSeniorinnen Schweiz y cuatro mujeres miembros de la asociación demandante. La asociación trabaja para promover y aplicar una protección eficaz frente al cambio climático en nombre de sus miembros, la mayoría de las cuales tienen más de 70 años. En su demanda, las demandantes pedían a las autoridades suizas que adoptaran medidas reales para hacer frente a las supuestas omisiones en materia de protección frente al cambio climático y todas las medidas necesarias para evitar el aumento de la temperatura global, con el fin de salvaguardar sus vidas y su salud.

En la sentencia, la Gran Sala analiza minuciosamente los marcos jurídicos nacionales e internacionales pertinentes en materia de cambio climático, con una sección separada sobre derecho comparado y jurisprudencia nacional antes de entrar en el análisis de las violaciones denunciadas de los artículos 6 y 8.

Al analizar la condición de víctima de las cuatro mujeres, el Tribunal estableció dos criterios clave para reconocer la condición de víctima de las personas físicas en el contexto del cambio climático:

(a) alta intensidad de exposición de la solicitante a los efectos adversos del cambio climático; y

(b) una necesidad imperiosa de garantizar la protección individual de la solicitante.

El Tribunal consideró que, a pesar de que las demandantes pertenecían a un grupo especialmente sensible a los efectos del cambio climático, ello no bastaba por sí solo para reconocerles la condición de víctimas. Por otra parte, el Tribunal consideró que la asociación demandante tenía el locus standi necesario en el procedimiento.

Por lo que respecta a la supuesta violación del artículo 8 del CEDH, el Tribunal recordó la obligación positiva de los Estados de «establecer el marco legislativo y administrativo pertinente destinado a garantizar una protección eficaz de la salud y la vida de las personas«. Además, los Estados también deben aplicar dicho marco de forma efectiva en la práctica. En consonancia con los compromisos internacionales asumidos por los Estados miembros, en particular en virtud de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) el Acuerdo de París, y las pruebas científicas proporcionadas, en particular, por el IPCC, el Tribunal sostuvo que «los Estados contratantes tienen que poner en marcha las regulaciones y medidas necesarias destinadas a prevenir un aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera de la Tierra y un aumento de la temperatura media global más allá de los niveles capaces de producir efectos adversos graves e irreversibles sobre los derechos humanos, en particular el derecho a la vida privada y familiar y el hogar en virtud del artículo 8 de la Convención

La Gran Sala del TEDH dictaminó que le resultaba difícil aceptar que el mero compromiso legislativo de Suiza de adoptar medidas concretas «a su debido tiempo» satisfacía el deber del Estado de proporcionar y aplicar efectivamente en la práctica una protección eficaz de las personas sujetas a su jurisdicción frente a los efectos adversos del cambio climático sobre su vida y su salud. Esto, junto con la falta de cuantificación de las limitaciones nacionales de emisiones de GEI, llevó al Tribunal a concluir que Suiza había violado el artículo 8 de la Convención.

Además, en cuanto a la supuesta violación del artículo 6 del CEDH sobre el derecho a un juicio justo, el Tribunal observó que los tribunales nacionales no habían examinado suficientemente las pruebas científicas para declarar que aún quedaba tiempo para evitar que el calentamiento global alcanzara el límite crítico; que los tribunales nacionales no se habían ocupado seriamente o en absoluto de la acción interpuesta por la asociación demandante al no abordar su legitimación; y que las demandantes/miembros individuales de la asociación no habían tenido acceso a un tribunal, por lo que concluyó que se había producido una violación del artículo 6.1 del Convenio.

 

Escrito por Laura San José Fernández